Este pasado sábado tuve la oportunidad de acudir a la primera feria Expobaby en el Bilbao Exhibition Center, y puedo asegurar que la experiencia me gustó, ¡y mucho!.

Era la primera vez para muchas cosas, la primera vez que se organizaba ese evento, la primera vez que yo acudía a una feria de temática infantil y sobre todo, la primera vez que desvirtualizaba con otras personas que están al pie del cañón detrás de un blog. Si te soy sincera, esta es la parte que más me gustó. Poner cara y voz a quien leo cada día, con quien comparto inquietudes, fue todo un gustazo.

Llegué un poco tarde, es lo que tiene tener que levantar campamento con dos retoños a las ocho y media de la mañana, que por mucho que tú hagas las cosas rápidos ellos siguen a su ritmo. Pero llegué. Con prisa, con sueño y puedo decir que hasta un poco nerviosa. Me sentía como en una cita a ciegas, mira tú que cosas. Cuando me reuní con el grupo en la cafetería ya estaban casi todos. Me uní y empezaron las presentaciones, hola soy María de Pasuco a Pasuco. ¡Qué raro se me hacía presentarme así! Fue entonces cuando por fin pude conocer, abrazar y conversar con Gen, que es tan dulce y cariñosa como puedes leer en su blog, a Sonia, todo ternura (y a la que pude agradecer en persona sus regalos del amigo invisible bloguero de Navidad), a Idoia, que transmite paz y cariño a raudales, a Leticia, pura energía en movimiento y una organizadora de 10, a Gessamí, un encanto de persona, conocer a quien esta detrás de Cuentos de Amatxu y de Amagic Mother, dos de las primeras personas con las que me atreví a hablar por twitter, y otro gustazo fue conocer más a fondo a otros blogueros como Bego, Carlos, Amaya o los simpáticos Mr D y Ms E de Ser Papis en tiempos Revueltos.

Comenzamos a visitar la feria, donde había un montón de stands con productos de todo tipo en un espacio cuidado y amplio. Como yo iba acompañada por el pack familiar, los chicos se fueron a la zona de juego infantil y las chicas nos quedamos a trabajar con el resto de bloggers. Conocí la juguetería Ipuina, que acaba de abrir su tienda online y nos mostró artículos preciosos. Visitamos el stand de Dr. Brown´s y Capri Care, una pareja fantástica que aúna la innovación de las tetinas anticólicos del primero con la naturalidad de la primera leche de continuación hecha a base de leche entera de cabra. Ya había investigado yo hace tiempo y sabía que la leche más parecida a la humana era la de cabra, por eso me pareció muy interesante este producto del que ya te hablaré con más detenimiento en otra ocasión. Había muchas más ofertas en cuanto a stands, de fotografía, de porteo, talleres de masaje infantil…

La pequeñaja necesitó avituallamiento, así que nosotras hicimos uso de la sala de lactancia que habían acondicionado. Amplia y cómoda, con sillas y sofás dispersos para poder amamantar o dar el biberón con espacio sin tener que estar luchando por defender tu espacio. Además podías calentar allí mismo los biberones, cosa que es de agradecer si se te ha olvidado el termo o pensabas dárselo frío.

Como el tiempo pasa volando, en cuanto nos dimos cuenta era la hora de comer, así que nos dirigimos a la zona donde estaban preparados unos pinchos espectaculares que no pude probar aunque me dieron una envidia terrible por foto. Digo esto, porque en ese momento yo me retiré. Teníamos que empezar a regresar a casa así que pensamos que comeríamos por ahí en plan familiar para que los chicos también aprovecharan el día. Además, tenía que estar a las seis de regreso en casa para una cita ineludible: torneo de parchís, partida en la cumbre! Suena un poco friky pero sí, me jugaba el pase a las semifinales en un torneo de parchís de mi barrio. Así que me fuí despidiendo de cada uno, con un buen sabor por la experiencia y muchas ganas de repetir, de tener más tiempo, de idear más cosas para hacer juntos.

En resumen, Expobaby me gustó, pero lo que me llevé para casa fue una grata experiencia de desvirtuzalización. ¡Espero volver a veros pronto!

* Siento no poner fotos pero mi móvil lisiado no las hace muy buenas últimamente, tengo que llevarle a rehabilitación!