Los Reyes nos ampliaron la biblioteca, y ahora que ha pasado casi un mes, podemos decir cuáles han sido los libros favoritos de la nueva incorporación. En concreto dos de la misma colección titulada Mis Primeros… de la Editorial Bruño.

Sinceramente, no conocía esta editorial hasta que TíoC y TíaA trajeron los regalos que Sus Majestades habían dejado bajo su árbol para el Miniser, pero me ha sorprendido gratamente. Los dos títulos que ya están en nuestro poder son Mis primeros Colores y Mis primeros Números. La propia editorial los recomienda desde los cero años, y es cierto que pueden ser un buen estímulo visual debido a sus imágenes reales y coloridas, pero yo creo que alrededor de los dos años es cuando más rendimiento podemos sacar a estos libros, ya que en esta etapa el vocabulario de los pequeños crece rápidamente cada día y podemos inventar mil y una actividades con ellos.Te cuento las características por las que nos han gustado tanto…

  • Son resistentes. Cosa muy importante a tener en cuenta si no queremos que unas rechonchas manos diminutas les estropeen en la primera lectura. De cartón semiduro y manejable, con el grosor perfecto para aguantar el trote y para que sus dedos puedan pasar las hojas con facilidad.
  • Son muy visuales. Como te decía antes, están editados con imágenes reales de vivos colores, lo que les ayuda a relacionar objetos del mundo cotidiano con sus nombres, colores, utilidad…
  • Tienen múltiples posibilidades. Todo depende de la imaginación del adulto que comparta el rato de lectura con el churumbel. Dependiendo de la edad del retoño y de su capacidad lingüística, puedes jugar  a despertar su curiosidad con preguntas sencillas como ¿dónde está el pez? ¿cómo se llama esto? ¿de qué color es? ¿para qué sirve? señala los animales que ves, ¿sabes andar como un cangrejo? Vamos a probar!…
  • Para quien no tenga mucha imaginación, el libro tiene marcadas actividades en cada página que te ayudarán a sacarle todo el jugo, para esos días en los que tu cuerpo está sentado junto al retoño pero tu mente anda muy lejos como para pensar en nuevas actividades.
  • Incorporan un sistema de lengüetas que facilitan la búsqueda de imágenes y su manejo, de manera que los más pequeños a medida que crecen, pueden aprender a utilizar este método de búsqueda, como si fuera un primer diccionario.
libros prelectores

Estos son los nuestros

En resumen, creo que son unos libros para niños prelectores muy adecuados, ya que les ayudan a desarrollar no sólo su inteligencia y vocabulario sino su capacidad de observación. Además, se salen de la norma de los preciosérrimos pop-up que les encantan a estas edades, lo que les causa curiosidad, pero al ser muy interactivo según nuestra manera de utilizarlo, para aquellos a los que las historias de lectura tradicional no les motive mucho creo que les puede venir bien a la hora de fomentar el gusto por los libros.

Como te he contado al principio, ha sido un regalo llegado de oriente, pero por si te interesa, he fisgado en la red y su precio ronda los 12 euros, bastante asequible si tenemos en cuenta que la edad de uso es bastante extensa. La colección completa consta de cuatro títulos, en los que además de conocer sus primeros colores, pueden aprender a hablar con sus primeras palabras, a contar con sus primeros números y a leer con su primera granja.

Nuestra nota para esta colección, ¡¡es de diez!!. Más adelante ya te contaré si a la Birkiki le causan la misma sensación.

¿Conocías esta colección? ¿Cuales han sido vuestras últimas incorporaciones literarias en cuanto a libros para niños?