Rebajas en Mayoral

Con esto del reposo me parece que voy a aficionarme demasiado a las compras on-line. Ya había comprado en otras ocasiones artículos desde casa, pero entre el andar limitada de movimientos y que con este frío (y lluvia por aquí también) no apetece mucho ir a dar paseítos cortos, lo de sentarme en frente a la pantalla tarjeta en mano para no desaprovechar las rebajas se está convirtiendo en un hábito algo peligroso para mi economía.

Sigue leyendo

Bolsa maternal

No creas que chocheo y que voy a volver a escribir la entrada de ayer. Está relacionada pero no es la misma. Ayer te decía lo que he incluído en la bolsa maternal que pienso llevar al hospital, y hoy el post va sobre qué tipo de bolsa maternal en sí he comprado. Como soy muy indecisa, y un poco vaga últimamente para ir de compras, he tardado bastante en decidirme y encontrar una a mí gusto que pudiera ver y palpar en persona para comprarla a gusto. Y esta es la que elegí…

Sigue leyendo

We Wishlist a Merry Christmas con Fnac

Yo soy muy fan de escribir la carta a los Reyes Magos. Creo que desde que aprendí a escribir, no he faltado ningún año a esta tradición. La escribo, la cuelgo del árbol en casa de mi tía que es el núcleo de reuniones familiar y a esperar a que hagan caso a mis peticiones. Peor los tiempos cambian, y ahora lo que se lleva es hacer una Wishlist o lista de deseos, y para eso, Fnac nos lo ha puesto muy fácil.

Sigue leyendo

Compras en H&M online

No soy muy amiga de comprar por internet. Es verdad que cada vez me animo más a hacerlo, pero no es que tenga la tarjeta quemada de pagar con ella en la red. Quitando la compra de comida que eso sí que lo veo un inventado por el tiempo que ahorras en ir al súper, cargar con ello, traerlo a casa… Pero es cierto que las cosas bonitas, ropa, juguetes, cositas de decoración, me tienen que entrar bastante por el ojo para que me decida a comprarlas online, eso, o que rebusque en mi ciudad y no lo encuentre en ninguna tienda física, entonces claro, no me quiero quedar con el antojo y caigo en la tentación de comprar virtualmente.

Sigue leyendo