Futuro

PSICOPEDAGOGIA… Y OTRAS COSAS DEL QUERER

Llevo muchos años dándome contra un muro. Por suerte, el muro va cayendo poco a poco, piedra a piedra, pero creo que aún queda trabajo por hacer para derrumbarlo del todo. Todavía nos cuesta dejar de relacionar la psicología con esa imagen peliculera de tumbarse en un diván y narrar tus experiencias infantiles, creyendo que el profesional que está a tu lado sólo escucha y no ayuda en nada. Aún falta por barrer la creencia de que sólo han de ir al psicólogo los que  están locos o tienen depresión. Y si en los adultos somos reacios a acudir a este tipo de profesionales no te quiero ya contar lo que nos cuesta asumir que un niño los pueda necesitar. ¡Qué equivocados estamos!.

Síndrome de Estocolmo y otras neurosis de la preñez

Llevo unos días que me noto afectada por este síndrome tan propio de película de Hollywood. Mi cuerpo está secuestrado por un pequeño ser. Esta pequeña tirana lo ha modificado, me impide descansar, me dicta lo que puedo o no comer, rige mis horarios y mis rutinas. Tengo unas ganas tremendas de ser liberada y recuperar la potestad de mi organismo y sin embargo, quiero que se quede conmigo y me siga haciendo sentir bien. Quiero seguir secuestrada.

Sigue leyendo

SUBIR